Rauma y Pori, Finlandia

Salimos de Helsinki y paramos en Turku, tal como comentara acá y seguimos camino hacia Rauma, una ciudad fundada en 1442, lo que la convierte en la tercera ciudad más antigua del país.

 

Pasear por el casco antiguo de Rauma es como entrar de lleno en un cuento de hadas: las pintorescas casas de madera con cenefas llamativas, callecitas adoquinadas y los preciosos edificios recrean el ambiente de épocas legendarias.

 

Fue daclarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, por ser la mayor aldea de madera de los países nórdicos y si bien tenía una idea muy clara de lo que iba a encontrar porque soy una obsesiva investigando antes de viajar, me sorprendí igualmente por que es increíble la dimensión del centro histórico, hasta podés atravesarlo en auto sin problemas

 

La mayoría de los edificio están ocupados por tiendas  de diseño de interiores y objetos de decoración. Hace falta decir que me quería comprar tooodo?

También hay muchas cafeterías y restaurantes en la ciudad, lo que hace que caminar o comprar sea un placer.

He tomado muchas fotos y tal vez les parezcan muy similares, pero les aseguro que es imposible no estar gatillando a cada momento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hubiera caminado más tiempo por ella, me costó irme,  pero había que retomar el camino, las rutas finlandesas nos aguardaban.

No resulta aburrido en absoluto recorrerlas, porque hay viviendas y establecimientos rurales que cortan el verde paisaje.

Y así llegamos a Pori, una ciudad de poco menos de 100.000 habitantes, que fue elegida para pernoctar por la simple razón que quedaba en el rango aceptable de kms diarios.

En agosto las horas de luz son muchas y posibilitan seguir recorriendo hasta tarde. Tras un breve descanso de mi marido en el hotel, tomamos el auto nuevamente para llegar hasta Lampaluoto o alguna de las islas cercanas, con el objetivo de acercarnos al mar Báltico, que acá lo vemos en una imagen captada a las 21 hs.

Fueron unos 35 kms, vimos puerto, aserraderos, bosques, molinos…

 

Y algunos  pequeños pueblos o caseríos como Vaakunaviiki.

En los países nórdicos es muy habitual ver casas rodantes en sus patios.

Y en un momento le digo a Gabriel que tomemos conciencia que ya es tarde, que no vemos comercios abiertos y que cuándo lleguemos a Pori serán más las de 22 hs y es muy probable que todo esté cerrado.

Me fijo en google maps si en la ruta de regreso había algún lugar dónde pudiésemos comer algo y apuntamos hacia ahí. Era un local de Koti Pizza, ideal y sencillo para saciar nuestro apetito.

Fue una de las mejores experiencias del viaje, porque estábamos entre la gente local, algunos se parecían a los leñadores de la series de TV, felices hablábamos de este primer día de viaje en auto, pero debimos cesar el esparcimiento porque a las 22 hs. cerraron la puerta, se pusieron a levantar las sillas desocupadas y a limpiar, los clientes se retiraban y nosotros hicimos lo mismo, pero con los restos de la comida en mano y terminamos de cenar en el auto:)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Llegamos al centro de Pori, dónde estaba nuestro hotel, sin dejar de reírnos por esta situación que se convirtió en una divertida anécdota viajera.

8 comentarios en “Rauma y Pori, Finlandia

  1. Una belleza Rauma y Pori!!!!!! Lo que veo es que no hay hay casi diferencia de altura entre la calle y la vereda.
    Menos mal que encontraron donde cenar porque a esas altas horas de la noche Finlandesa sólo dos locos andaban !!

    Me gusta

  2. Si, los españoles que somos tan anarquicos para los horarios en general pero para las comidas en especial, tenemos que mentalizarnos cuando salimos por Europa porque los horarios son muy estrictos,nada que ver con los nuestros que podemos ir a almorzar a las 3pm o cenar a las 12pm con la mayor tranquilidad del mundo, sobre todo en el verano es una verdadera orgia de descontrol, incluso a veces,en Europa, te encuentras que hasta te miran feo cuando preguntas si puedes comer algo, yo siempre hago una provisión de viveres y vino en algún supermercado, la veterania es un grado…jajaja
    Muy curiosa la arquitectura, me recuerda algo algunos pueblos del interior de Canadá, pero las calles no son así de especiales… 🙂
    Besos y salud

    Me gusta

    1. En Argentina pasa lo mismo que en España, hay movimiento de gente y locales de comida abiertos a toda hora, pero ya aprendí que en los países nórdicos el horario de cierre es estricto:) No me atrae USA, pero sí Canadá, algún día iremos a hacer un recorrido en auto por ese país y te pediré consejos por supuesto! Besos querido amigo.

      Me gusta

    1. Depende del país, las carreteras y las paradas que tenemos que hacer en el trayecto…. Pretendo llegar a destino entre las 16 y 18 hs, para encontrar los comercios abiertos. O sea que le sumo a las horas que calcula google maps, las que voy a destinar a las ciudades a recorrer.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s