Alemania en invierno

Realizamos 4 viajes en verano a ese hermoso país y por primera vez, este febrero de 2017 lo visitamos en invierno. Fue parte del Road Trip 2017 que comenté en este post.

Estar en Europa y no visitar Alemania es un pecado para mí, más teniendo en cuenta que arribaríamos a Zurich y que unos pocos kms nos separaban de Kontanz, no lo dudé y reservé dos noches para pasar ahí o sea un día completo que usaríamos para pasear por la ciudad, recorrer los alrededores o cruzar el lago a alguna de las poblaciones vecinas.

Está a orillas del lago del mismo nombre o Bodensee, que comparten Alemania, Suiza y Austria. Goza de un clima más benigno que el resto del país aunque nosotros no tuvimos esa suerte porque fue dónde más frío hemos sufrido a causa del viento y de los días nublados, pero nada de eso nos preocupó y nos enamoramos de esa ciudad apenas la vimos.

Mi alegría fue compartida en twitter con esta imagen:

 

En pleno centro de la ciudad se encuentra el puerto desde dónde parten las embarcaciones que realizan los paseos por el Bodensee y al final del muelle se levanta la estatua Imperia, la altura es de 9 metros y fue realizada en 1993.

La estatua, da un giro completo sobre su eje cada 4 minutos y representa una cortesana voluptuosa de gran escote. No fue de mi agrado pero no soy quien para criticar el símbolo de la ciudad.

Es una de las pocas ciudades que se salvaron de la destrucción de la Segunda Guerra Mundial, conservando por tanto toda su antigüedad y belleza.

Es un gran centro comercial,  por ser la ciudad más grande a orillas del lago y por su cercanía a Suiza, país dónde los costos son más altos, haciendo que sus habitantes concurran a hacer compras en Alemania.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y por algo le faltaba para ser una ciudad plena, está este shoping a orillas del lago y en el centro de la ciudad.

A esta parada les siguió parte del recorrido por Suiza, los 3 días en Torino, regreso a Suiza y de ahí a Alemania nuevamente para pasar las últimas 36 hs de nuestro viaje, cosa que no estaba en los planes originales, ya que pensábamos que seguiríamos disfrutando de la nieve suiza, pero en ese país de hacía desear y nos confirmaron que en al alta Selva Negra había algo de nieve y lagos congelados, no lo dudamos, cancelamos la reserva del hotel en Suiza y felices llegamos a Alemania.

FreiburgFriburgo de Brisgovia, que cuenta con uno de los cascos antiguos más bellos de Alemania, con la particularidad de pequeñas acequias que discurren en paralelo a las aceras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Era un sábado, los comercios están abiertos y a pesar del frío la ciudad está plena de público caminando, comprando, tomando, comiendo o riendo. Recordábamos los sitios que visitamos en el 2005,  nuestra primera vez en esa ciudad y en Alemania,  dando comienzo a nuestra admiración por ése país.

Nos costó despedirnos pero debíamos llegar hasta Titisee, dónde había reservado una habitación mientras  cruzábamos Suiza, cosa que fue posible gracias contar con una SIM local y utilizar la app de Booking.

Tomamos la habitación y salimos a caminar,  por este pequeño pueblo con encanto, que lleva el mismo nombre del lago. Por allí pasamos en agosto del 2015, por supuesto que la diferencia era notable, faltaba el bullicio de los veraneantes y sus prolijas calles estaban desiertas.

Nuestra habitación daba a la calle y al despertarnos ésta fue la vista, que confirmaba que fue una buena decisión alterar los planes.

El Titisee es uno los lagos más bonitos y frecuentados de la Selva Negra y acá está completamente congelado, sin notar la diferencia entre la orilla y el agua. Nosotros maravillados e incrédulos ante esta vista!

Parece que será imposible dar una vuelta en barco por el lago:)

La Mazda había pasado la noche a la intemperie, por lo que sus cristales estaban congelados. Nos despedimos de este paisaje y continuamos recorriendo la Selva Negra

Hasta llegar al monte Feldberg  que es la cima más alta de la Selva Negra, en el sur de Alemania, con 1493 metros de altura, y dicen que es uno de los mejores lugares para practicar el esquí después de los Alpes.

La aerosilla pasa sobre la ruta, pero pudimos acercarnos a las pistas más bajas sin necesidad de utilizarla, cosa que no era posible en Suiza, dónde para disfrutar de algo caliente mientras mirabas la gente esquiar, debías gastar unos 70 euros por persona para subir.

Cuenta con unas gradas, desde dónde puedes observar a la gente esquiar y hay wifi gratis. Los autos quedan en un inmenso parking, que nos asombró por su simpleza y comodidad. Para acceder a los baños, había que insertar la tarjeta del ingreso y así se habilitaba el molinete.

Retornamos a la carretera, pasamos por pueblos encantadores, vimos más nieve y otro lago congelado. La Alta Selva Negra no nos defraudó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya estábamos cerca de la frontera Suiza y nos detuvimos en Waldshut, otra pequeña ciudad alemana dónde pernoctamos en el 2015 y que dejó lindos recuerdos en nuestra memoria y por ello la meta del día era despedirnos de Alemania tomando un chocolate caliente en una coqueta confitería de ese lugar.

Chau Alemania, ojalá que pronto te vuelva a visitar!

16 comentarios en “Alemania en invierno

    1. Hola Juli!!! comprobamos que somos capaces de soportar el frío y pasarlo bien, si el precio del aéreo es bajo como fue en este caso jajaja Gracias por acompañarme siempre en mis relatos. Besos y buen finde!

      Me gusta

  1. Qué hermoso Betty! Cuántos recuerdos! Con mi esposo fuimos en primavera en 2015 y planeamos volver an 2018 con nuestros padres. Éramos fanáticos de Suiza hasta que conocimos Alemania…qué problema!
    Gracias por compartir tus experiencias! Tu roadtrip por la selva negra nos ayudó un montón!!!
    Un beso!

    Me gusta

    1. Hola!!! en cuánto a tu dilema: “Éramos fanáticos de Suiza hasta que conocimos Alemania…qué problema”, te puedo ayudar diciéndote que no hay necesidad de elegir… hay seguir yendo a los dos países jajaj Gracias por pasar y comentar. Que tengas un buen finde!

      Me gusta

  2. Sí, qué lindo es. La verdad que quedamos encantados con nuestro recorrido por Alemania, como anticipé por tus posts de adoración jaja
    Estoy tratando de ponerme al día de a poco, a ver si no se me acumula con las próximas vacaciones… que empiezan en 9 días jaja

    Me gusta

  3. Hola Betty!!! Que lindo tu relato, me encanta cuando describís Alemania con tanta pasión . Toda una prueba soportar ese frío, eso es lo que me detendría para ir en invierno, pero los paisajes se ven maravillosos! Todas las fotos me gustaron pero Freiburg en especial me resultó precioso!!
    Besos!!!!😘😘😘
    MARU

    Me gusta

    1. Hola Maru!!!! si logro transmitir mi pasión por ese país me quedo tranquila jajaja Hay tanto por ver y recorrer en nuestra querida Europa que siempre tendremos algún destino pendiente.Besos y buen finde!!!

      Me gusta

  4. Hermoso viaje!
    Dicen que para conocer realmente una ciudad hay que visitarla en cada una de las estaciones.
    Otro sueño más cumplido: el de viajar a Europa en invierno.
    Seguro que tendrán muchísimas más ocasiones de seguir alimentando en vivo y en directo ese amor por Alemania. Que así sea.
    Abracitos desde Colombia
    Elvira (Madreselva)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s