El Monte Saint-Michel

El listado de sitios que me encantaría conocer es extenso y cuando logro visitar uno de ellos, tacharlo de la lista es muy satisfactorio. El Monte Saint Mitchel (en el norte de Francia) era de ellos y hoy quiero recordarlo a través de este post que forma parte del Road Trip 2015 .

Mientras planificaba el viaje, verifiqué los horarios de las mareas para decidir si era conveniente ir  por la mañana o la tarde y para mi sorpresa,  en los días elegidos se produciría una marea más alta que lo normal, un plus que no iba a desperdiciar!

Estábamos alojados en St Malo y partimos a media tarde, para verlo con marea baja y quedarnos hasta el atardecer para ver la subida de la marea. Mientras íbamos para allá continuamente veíamos carteles incando la cercanía al Monte, haciendo que aumentara mi ansiedad.

De pronto lo vemos a lo lejos…. y pedí detener el auto, puse el zoom al máximo de mi cámara compacta y tomé esta primer imagen del monte, a la que se le sumarían decenas, acabándose las 2 baterías y agotando la carga del celular también.

Otra alegría fue que la obra del puente y la carretera que permiten acceder al monte en cualquier horario estaba finalizada, al igual que el inmenso estacionamiento. Al bajarnos del auto nos encontramos con esta joyita argentina.

Una vez que dejas el auto, hay que dirigirse a un sitio dentro del mismo parking y te subes a  un bus que te lleva hasta el monte, sin necesidad de abonar porque ya está incluído en la tarifa de parqueo.

Y llegamos al fin al islote dónde se encuentra esa ciudadela que desprende historia, belleza y magia por igual.  Desde el nuevo puente tomé esta imagen, dónde se aprecia la ausencia del agua, a consecuencia de la marea baja.

Se ingresa por esta puerta, que unos rayos de sol gentilmente iluminaron.

Una vez que traspasas la puerta, vas por una estrecha callecita serperteante y ascendente, que concluye en la abadía, franqueada por comercios de venta de souvernirs o comida. La edificación data de los siglos XV y XVI, por lo que te transportas al medioevo caminando por allí.

 

Tambien hay rinconcitos con coquetos barcitos, aunque por lo visto la gente no lo ha aprovechado.

Además hay pequeños museos y esta hermosa capilla.

 

Es muy agradable caminar por sus murallas y detenerse en los miradores para observar el estado del mar, que cuándo está con marea baja parece un desierto, tal como se vé en estos momentos. En esas horas se pueden hacer caminatas hasta un islote cercano.

Acá se tiene una visión más clara de la carretera sobre la hablé al comienzo. Los únicos que circulan por ella son los buses que van y vienen desde el parking. Los mismos no necesitan girar, porque tienen puestos de conducción en ambos extremos del vehículo.

Y de repente obtienes esta vista de la abadía, cuyos orígenes se sitúan en torno a los siglos VIII y IX. Cuenta una leyenda, que en el año 708 un obispo de Avranches, llamado Aubert, habría construido un oratorio dedicado al arcángel San Miguel, tras habérselo pedido personalmente el arcángel en tres apariciones sucesivas.

Regresamos tranquilamente para esperar abajo la suba de la marea, no éramos los únicos por supuesto!

Dentro de la ciudadela hay hoteles y me llamó la atención, las parejas que ingresaban a los mismos, mujeres muy glamorosas o estilo gatito como ésta:

También se sumaron a la espera bomberos o defensa civil, con este nuevo juguete, que llamó la atención de todos.

Al fin llegó el agua! La embarcación es la mejor referencia.

Y del otro lado, el agua ya cubría la entrada al monte, inutilizando la misma.

Cuando comenzaron a encenderse las luces de la ciudadela y el agua la rodeaba, más nos enamorábamos del lugar.

Y bueno… ya eran más de las 22 hs y había que tomar el último bus… me costaba irme, pero no habia opción y gatillé esta última foto mientras subía (por eso las cabezas de las personas) , para despedirme de este mágico lugar.

 

13 comentarios en “El Monte Saint-Michel

  1. Que belleza betty!!
    Este tb esta en mi lista….y en la de muchos supongo!! jeje
    Si se llega a conrcretar el proximo año el viaje, quiza sea un destino elegido….pero no se si con niños sea un buen momento, quiza mas adelante!!
    Vos sabes que a mi me pasa algo raro cuando tengo muchas, muchas ganas de conocer algun lugar…hoy en dia, con internet, con el street view y demas es como que cuando estoy ahi, siento que ya lo conozco y no me emociona tanto, no se, es raro, no es como me paso por ejemplo con el glaciar Perito Moreno hace muchos años, que me quede muda y que no me podia mover de las pasarelas…..quiza tendria que dejar de investigar los lugares antes de ir!!! jejejeje
    Besotes y gracias x mostrarnos esta belleza!!!!

    Me gusta

  2. Hola! yo “veo” todo lo que se puede antes de mis viajes, para decidir que es lo que me va a gustar más y una vez que estoy allí, lo disfruto igual, aunque lo haya “visto”, porque compruebo si mi elección fue acertada o no… además de street view me encanta chusmear por las webcam en vivo, si me siguieras en twitter lo comprobarías jaja
    Sigue programando tus maravillosas vacaciones! Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s