Fanáticos de los automóviles!

 

 

Mi marido y yo sentimos pasión por los autos, coches, carros o como los llames, por ese motivo al elegir Alemania como destino en el viaje de este año, que es un país al que lo asocia con lo mejor de la industria automotriz de coches de calle, no podíamos dejar de visitar los museos de Porsche y Mercedes Benz en Stuttgart, a los que le hemos dedicado un día completo. 
 

Acá está la venta de 0 kms que nos arrancó tantos suspiros como la cantidad de euros que cuestan!

 

Impresionante el tamaño del museo, si lo comparamos con las personas y autos

 

 

Una BESTIA !!!!!!
Llovió todo el tiempo así que con más gusto lo pasamos adentro viendo todo lo que nos ofrecían.

 

 

 

El recorrido a este museo de Mercedes Benz, comienza en el último piso y vas descendiendo en caracol, viendo como se relacionan los acontecimientos históricos y la evolución de la marca

 

Te posicionabas frente a uno y “arrancaba” el motor… para nosotros era una melodía
También estaba planeada la visita en Munich al museo de BMW. Sabía que hacían tours guiados por la fábrica, pero debíamos reservar el cupo con meses de anticipación y como nuestros viajes no son predecibles, no lo hice. Una vez allá, con mi rudimentario inglés intenté averiguar si podían agregarnos en algún grupo ya sólo éramos dos personas. 
Sede de BMW

 

 

El museo es imponente al igual que los demás que visitamos

 

En cada sitio que preguntaba me derivaban a otro y a otro, hasta que dí con el lugar indicado y conseguí que nos ubicaran para hacer el recorrido. Imagínense nuestra alegría! Obvio que no entendimos  las explicaciones porque eran en alemán, pero el sólo ver los robots trabajando y armando los BMW (mi marca predilecta) estábamos en el paraíso, además una línea de montaje no tiene muchos secretos y hemos quedado muy complacidos por lo completo del recorrido.

 

 

 

Grande, verdad?

 

Dentro del museo, disfrutamos de una exhibición sorpresa de acrobacias en moto

 

Que puedo decir del shop…. que me quise comprar todo y debí conformarme con sólo una cosa!  

Al día siguiente visitamos el museo de Audi , que está en Ingolstad a 70 kms de Munich, ya sabíamos que visitar su fábrica era la más accesible de las 4 marcas, así que apenas llegamos nos anotamos y la visitamos también. Pudimos tomar uno en inglés por lo que pude entender algunos de los datos curiosos que comentaba la guía.
El museo de Audi es el más modesto
La coupé roja que está detrás es una fiera!

 

 

 

Hasta acá lo planificado antes de salir… pero luego, sin darnos cuenta,  seguimos agregando cosas, que lo convertirán aún más, en un viaje soñado para nosotros. La primera fue al momento de retirar el coche que alquilamos y pagamos varios meses antes en pesos en BsAs, parte de las acrobacias que hacemos los argentinos, que darían para otro post comentarlas.

 

 

Como ya se sabe, si al momento de retirar el auto, no hay disponibilidad en la categoría reservada, te deben dar uno superior…  hemos tenido esa suerte y fue así que los buenos muchachos de Hertz nos dieron una BMW serie 5 !!!!!!!!! esos 15 días fuimos “ricos”  circulando en ese lujoso auto, además de disfrutar la potencia de 300 CV de fuerza, por las autopistas alemanas sin límites de velocidad, escuchando música con un excelente sonido y gozando de un navegador (amo los chiches electrónicos) que además de guiarnos, nos avisaba del estado de la ruta, atascos, accidentes, etc
Nuestra “bebé” alemana! apenas salimos de Frankfurt llovió…
Esta trompa está en cientos de fotos! adoré este auto!
El navegador avisándonos de los peligros de la carretera

 

 

Más no podíamos pedir, pero sin embargo seguimos sumando acontecimientos con esta temática…. En una localidad cercana a Lubeck, dónde hemos pasado 3 días maravillosos, que ya comentaré en otro post, nos sorprendió con una exposición de automóviles de alta gama, dónde hemos disfrutado al ver los stands y también al ver los vehículos en los que llegaba la gente a ver el evento. Sonará exagerado, pero en este país aún circulan por las rutas autos de más de 30 años de antigüedad o vehículos nuevos que son copia de los Europa del Este y ver a las personas llegar en Porsche, Bugatti, Maserati, Bentley nos hizo alucinar!

 

 

Portal de entrada a la expo de autos

 

Los coches estaban exhibidos en una tranquila callecita de la villa

 

Estos algunos de los autos que llegan a ver el evento

 

Y como broche de oro, el día anterior al de regreso a casa, hemos visitado el mítico circuito de Nurburgring, que tanto significa para los argentinos por las hazañas de Fangio y la Misión Argentina de 1969 dónde los Torino fabricados en nuestro país tuvieron un gran desempeño.

 

 

El circuito tiene 21 kms y hay horarios en los que pagando una entrada (26 euros) puedes entrar a recorrerlo con tu coche o alquilando uno de competición o haciéndote llevar con un taxi driver. Estar en el estacionamiento ya es todo un deleite, porque ves los coches particulares que van a ingresar a correr por el circuito y a sus conductores intercambiando información sobre cómo tomar las curvas, cómo hablaban en alemán lo he deducido por los gestos por supuesto.

 

 

Llegó la hora en que habilitaron el circuito y vimos ingresar autos impresionantes, pero también había normales y hasta utilitarios, al observar eso mi marido me complació en dar una vuelta en nuestra BMW… pero apenas pisó el circuito, perdió la timidez inicial, aceleró nuestro potente auto como el más experimentado y eso nos hizo vivir una experiencia vibrante que quedó inmortalizada en un video.

 

2 cochazos esperando la orden para ingresar al circuito

 

Tablero que se encuentra en el ingreso,  con la silueta del recorrido

 

Dentro del circuito con nuestra BMW

 

Concluyendo: hemos vivido un sueño sobre ruedas!

9 comentarios en “Fanáticos de los automóviles!

  1. Que entrada tan buena!
    Es una casualidad, pero no puedo evitar acordarme de que el gran campeón alemán de F1, SCHUMACHER se debate entre la vida y la muerte por un accidente de esquí, fíjate lo que es el destino, el mas grande piloto de todos los tiempos que tantos años arriesgó su vida en un auto, le viene a pasar esto mientras esquiaba con su hijo, no se mató instantáneamente gracias al casco, pero está muy mal, ojalá se salve, supongo que ya lo sabes.
    Besos y salud

    Me gusta

  2. Alicia: Espero cumplas tu sueño, pero apurate porque están vendiendo autos del museo de Balcarce.

    Me faltó coseguir algo de Top Gear en Londres, excusa para vvolver!

    Me gusta

  3. Por la forma como lo cuentas y el entusiasmo con el que describes la experiencia, se nota que se lo pasaron de 10-
    Como decimos por acá “estuvieron en su salsa”, qué bueno!
    Hay experiencias que hacen un viaje inolvidable independientemente del país o ciudades que se visitaron.
    Abrazos de Año Nuevo y que tus viajes se repitan en estos meses venideros.

    Me gusta

  4. Almadevalija: si le gustan los autos, estaria bueno que agreguen alguna de estas ciudades en sus viajes.

    Elvira: Así es! todos los viajes tienen algo que los diferencia de otros.

    Me gusta

  5. Espectacular Betty! Yo no soy fan de manejar pero ya en este viaje que fue la segunda vez que alquilé, le voy tomando gusto a las rutas (a las ciudades, las prefiero con subte jajaa) me encantó el post!

    Me gusta

  6. Gracias Javier!
    En las ciudades el auto molesta (y cuesta dinero jaja)pero la libertad que dá en los recorridos es genial!
    Considero que es adictivo manejar por las rutas europeas con esa geografía tan espectacular que tienen, además de su infraestructura.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.