La Recompensa

No si será por este fin de semana con días fríos, nublados, con tan pocas horas de luz… que me puse en pensar en el verano, en cuando estaba bronceada, en los días que disfrutaba de todo eso… y me vinieron a la mente los días finales de nuestro viaje a Ecuador.

Los días que yo llamo “la recompensa” para mi marido, porque luego de andar cambiando de hotel todos los días, manejando por toda clase de carreteras, levantándonos temprano para ver lo máximo posible, le prometí unos días tranquilos frente al mar. Tengo que hacerlo, porque si fuese su elección, iría de vacaciones a cualquier lugar, donde no tuviese que pensar en nada más, que tirarse en la cama y ver la tele, alternando con un poco de pileta, pero como es un santo me soporta y sale de de vacaciones como me gusta a mí.

Antes de salir de viaje, visité en la web todos los lugares posibles y me decidí, por éste. Luego, al estar en la zona costera de Ecuador, iba viendo si había otro lugar agradable , pero ninguno lo superaba. Es que es un país que no está preparado para el turismo, tiene estas hermosas playas desaprovechadas, con pocos establecimientos donde disfrutar a pleno de este paraíso…




Todas las habitaciones tienen vista al mar, amplias, cómodas, con TV, WI-FI, frigobar y al arreglarlas nos dejaban “mimos” como éstos…





Los desayunos frente al mar, era otra de las “actividades” que disfrutábamos jaja las arepas eran riquísimas!!!! Y todo estaba tan bien presentado, que a veces daba pena comerlo… pero lo superamos rápidamente!!

En esta hermosa y extensa playa he caminado muchísimo y he conseguido este bronceado/rojizo!!
Es que en los 15 días en Ecuador, sólo hemos tenido sol pleno, cuando estuvimos en la zona de la selva o sea el oriente. En la sierra todos los días llovió o molestó y la zona de playas, cielo semicubierto, como verán en las fotos, por lo que uno no alcanzaba a darse cuenta que se estaba “flechando” y este es el resultado….







La pesca es la principal o única actividad del poblado, por lo que todos están pendientes de ella y para los turistas no deja de ser interesante observarlos.





San Clemente es un tranquilo poblado de pescadores, que sólo el sábado a la noche tuvo algo de movimiento. Como es nuestra costumbre, queremos conocer todo y a pesar de tener un excelente servicio de comidas en el hotel, una noche hemos optado por comer un rico pollo al spiedo en estos lugares populares. Ni se les ocurra preguntar por la vajilla yo limpieza !!





Y este fue la parte final del recorrido, por lo que de nuestro viaje a Ecuador, les he mostrado el principio (Guayaquil) y ahora el final.
En algún otro momento, les mostraré imágenes de la zona andina y de la selva.

10 comentarios en “La Recompensa

  1. Ay pero qué recorrido más completo!

    Me encantó!

    Y el pollo estaba rico? Porque muchas veces hay que comer donde comen los locales, garantía de que comés súper bien al mejor precio!

    Hermosas las fotos y lo descripto!

    Me gusta

  2. Alicia:
    Vos siempre pensando en las comidas jaja
    Como compartimos tu razonamiento, hemos parado ahí, además cuando pasamos el olorcito nos llamó y no nos defraudó!!!

    Me gusta

  3. ¡Que maravillosa entrada!
    Las fotos son realmente magníficas.
    El detallito de la elaboración de adornos con las toallas en el hotel es una idea genial!
    Pues por aquí es ya imposible ver a los pescadores con sus capturas en la playa, desde hace muchos años es imposible…
    Precioso tu viaje.
    Me ha llamado la atención la limpieza de las playas.
    Besitos y salud

    Me gusta

  4. Mariana:
    Viste que lindos arreglos?? si una artesana como vos los valora, indudablemente lo merecen.

    Genín:
    Me alegra que te haya gustado!
    Las playas están muy limpias, no sólo de los desperdicios humano, sino de restos que trae el mar, por eso era maravilloso caminar por ellas… tan planas…lo mismo si uno se adentraba en el mar, la caída era muy leve.
    El espectáculo de los pescadores, era imperdible para mi marido, viste todas las aves que se acercaban a la red? En estos países la pesca artesanal sigue siendo la fuente de sustento de todos los pueblitos costeros.

    Me gusta

  5. Me encantaron los arreglos con las toallas y hasta la decoracion con las frutas!
    Las playas tan amplias y desiertas me hacen acordar al San Clemente de Argentina, cuando yo era chica.
    Muy lindas las fotos y tu bronceado camaròn! La pròxima, no te olvides del protector solar, aunque esté nublado.
    Besos

    Me gusta

  6. No me cabe duda que Gabriel es un hombre muy bueno y que te quiere muchoooo. Que bronceado Betty increible! Hermosas las fotos y tus acotaciones muy interesantes,sin duda un lindo viaje. Besos tia Elsa.

    Me gusta

  7. Mai:
    Viste que lindos arreglos?? y los ojitos eran bombones que devoró mi esposo apenas saqué la foto!!
    Me encantó lo del bronceado camarón!! jaja

    Elsa:
    Las dos somos muy afortunadas por nuestros maridos!!
    Así que te gustó el bronceado camarón?? jaja

    Me gusta

  8. ainss que hotel tan chulo frente al mar y con todos esos detalles!!!! las playas preciosas pero nena el bronceado que llevas… pareces una gamba!!! (perdón pero es que…) cuando te pase eso ponte vinagre y verás como te calma
    besotes

    Me gusta

  9. que fotos mas lindas!!
    me encantaron, senti que viaje con vos

    que trabajo el de las toallas y toallones, es un mimo re lindo volver y encontrar la habitacion asi

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.