Viajando en ómnibus

Esta semana tuve que hacer mi viaje habitual, para comprar a Buenos Aires, y lo hice ómnibus, ya que no encontré excusas para convencer a mi marido de viajar en auto, como hice en los últimos 5 meses!

En auto, nos lleva 6 hs. aproximadamente, llegar al centro de Capital, pero en ómnibus son casi 12 hs., porque entran en muchos pueblos para completarlos. En cada parada encienden todas las luces, o sea que si vos habías logrado dormirte, a abrir los ojos nuevamente!! Jajaja
Las partidas y llegadas fuera de horario, son habituales, obviamente.

Ya llevo muchos años viajando de esa manera a BsAs por lo que ya estoy acostumbrada y duermo todo lo posible. Lo que ya no me banco son los asientos “comunes” , por lo que desde hace 3 años, hago en auto 120 km. hasta una ciudad desde donde parte un coche cama. Ahora ya no es necesario, ya que empezó a pasar por nuestro pueblo una nueva empresa con asientos cama en la parte de abajo, asi que me voy en ese.

En mi único vuelo a Europa, me fue muy útil toda esta experiencia adquirida en los ómnibus, ya que no me quejé de los asientos pocos reclinables y pequeños, de la clase turista, y tampoco de la duración del vuelo, ya que Ezeiza-Madrid lo hacés en poco más de 12 hs.

Vieron que le encontré algo positivo a los viajes en ómnibus!!

5 comentarios en “Viajando en ómnibus

  1. Los famosos micros “lecheros”, que paran en todas partes… Yo viajaba a la costa, antes de tener el auto, todos los fines de semana en esos y te acostumbrás cuando prenden las luces… es más y cuando se desocupa el asiento de al lado me estiraba cual largarto!

    Besotes

    Me gusta

  2. jajaja!viajar es un placer! la verdad que esos micros lecheros son una lata, no llegan nunca!ahora los coche cama son otra cosa. buenisimos! Pero claro como te ibas a quejar del avión si te llevo el mismo tiempo que el micro a Buenos Aires. Te mando un besote.
    Pdta: No te preocupes pronto llega el tren bala.

    Me gusta

  3. Cuando yo estudiaba en La PLata me iba tambien en cole, siempre fueron los de doble piso, con asientos anchos (o sea una fila menos de asientos). 1000km…14hrs… y uno se acostumbra. Todo el mundo dormia. aunque no paraba en ningun lado, iba derecho viedma-La plata, yo igual no me podia dormir, siempre despierta emboladisima.
    Con los viajes a Europa me paso lo mismo mientras que viaje en aerolineas españolas. La mayoria de la gente argentina o española, era un boliche ese avion. Todo el mundo caminando, yendo y vieniendo…no podia dormir. empece a viajar con los franceses, con televisor individual, musica, jueguitos, pelis, series, documentales… y ahora duermo cuan baby… bah, no tanto… pero viajo mejor. Igual, el viaje es taaaaaan largo!

    Me gusta

  4. Betty:
    Por mas que uno pueda viajar a Europa, los vuelos son super incómodos y jamás lo disfrutaré y ni hablar del vuelo de vuelta. Ese es el mas insufrible y eso que de viajes en micros tengo experiencia desde mis 17 años cuando empecé a estudiar en Santa Fe y luego desde Capiatl, mis interminables viajes a Entre Ríos a ver mi familia.
    Que bueno que puedas ver el lado positivo de esto.
    De Laucha no tengo noticias.
    Probemos a escribirle un mail, si?
    XX

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.